Cómo guardar el Shabbat

Audioblog

No hay nada en la Toráh que nos instruya respecto a lo que se debe hacer para comenzar el Shabbat.

En varias ocasiones hemos hablado del significado del Shabbat; pero hoy vamos a la parte práctica. Entre otros aspectos hablaremos de cómo iniciar el Shabbat, qué hacer a lo largo del día y cómo concluirlo.

Si te inquieta conocer el significado del Shabbat y si está vigente o no, te sugiero visitar estos temas:

Shabbat, el primer mandamiento

Shabbat, día de reposo

Cómo iniciar el Shabbat. Este día de reposo inicia a la caída del sol los viernes. Mientras el mundo sale a cerrar la semana con los programas de viernes cultural, los hijos de Yehováh entramos en un domo de tiempo de 24 horas para  abstraernos precisamente de los afanes del mundo y de las rutinas de la vida; y la mejor manera de iniciar el Shabbat, es marcando su comienzo.

Hay quienes para iniciarlo, encienden velas y comparten un trozo de pan y una copa de vino; hay quienes simplemente oran agradeciendo por la semana que terminó y por el día de descanso que está comenzando, y hay quienes preparan una cena especial, diferente de lo común y adornan su mesa de manera inusual para dar la bienvenida al Shabbat. La verdad es que no hay nada en la Toráh que nos instruya respecto a lo que se debe hacer para comenzar el Shabbat. No hay una manera correcta, o incorrecta. Pero para efectos de saber que ya ha comenzado ese día especial, es bueno hacer algo que nos indique que tal tiempo ha comenzado.

Durante el Shabbat.

El significado primario de la palabra Shabbat, es “cesar de hacer algo”

En el séptimo día Dios terminó con su obra que había hecho, así que descansó en el séptimo día de toda su obra que había hecho. Dios bendijo el séptimo día y lo separó como santo; porque en ese día Dios descansó de toda su obra que había creado. Génesis 2:2-3 CJB

Yehováh nuestro Creador, cesó de crear y apartó (santificó) ese día, es decir que lo consideró diferente de los demás. Tampoco se nos dice que hizo Él a lo largo del día, ni se nos instruye respecto a lo que debemos hacer; pues al fin y al cabo se trata de “dejar de hacer”.

Este es un día para compartir con Yehováh, tomando tiempo para ir a Su Palabra, sin afanes ni interrupciones (de las redes sociales, de los anuncios comerciales, de programas de tv, etc), para lo cual es ideal usar al mínimo aparatos electrónicos; incluso hay quienes los apagan o los dejan aparte y solo responden en casos de emergencia.

Es también un día para estar con la familia: Con tu cónyuge, tus hijos, o con tus padres, hermanos, etc. Durante ese día te puedes relajar y pasar tiempo suficiente con ellos escuchándolos, mostrándoles afecto, o haciéndoles algún servicio si fuere necesario (por ejemplo, en caso de estén enfermos puedes prepararles algo de comida, o arreglar su casa).

Es también un día para celebrar la Creación, lo cual puedes hacer saliendo a dar un paseo por un parque tranquilo, por un bosque o por una montaña, porque seguramente hallarás motivos que detonarán tu corazón con palabras de admiración y gratitud a Yehováh por su maravillas.

Es un día para estar tranquilo; esto requiere de cierto esfuerzo consciente para sacar de la mente toda preocupación; y si se presentare alguna, simplemente deposítala en las manos de tu Padre eterno, que Él tiene cuidado de ti. Descansa, haz una siesta, quédate quieto…

Cierre del Shabbat. Finalmente, así como hiciste un inicio, te recomiendo hacer un final para concluir el Shabbat. A la caída del sol de ese día, haz alguna ceremonia, usa creatividad y termina agradeciendo a nuestro Padre Yehováh, por haberte permitido entender la importancia de este día. Concluye poniendo en Sus manos, la semana que estás comenzando y así disponte a reiniciar tus actividades normales.  

Respecto a la comida. La Toráh nos instruye a preparar con antelación lo que hemos de comer. Lo ideal es no cocinar durante ese día, ni tampoco estar en el plan de arreglar la casa, el auto o la cocina.

Esto es lo que Yehováh ha explicado: Mañana es Shabbat; Shabbat santo para Yehováh. Lo que habéis de hornear, horneadlo, y lo que habéis de cocinar, cocinadlo, y todo lo que sobre, depositadlo para conservarlo hasta la mañana.” (Éxodo 16:23, BTX)

Así que el Shabbat está pensado para que también las amas de casa cesen de su rutina diaria, descansen y renueven sus fuerzas. Sea Yehováh dándote entendimiento en todo. Si tienes preguntas, puedes dejarlas al final de esta publicación.

¡Shalom!

Otros temas relacionados

Historia - Arqueología - Hebreo
Tzvi ben Daniel

El Shabbat – El Primer Mandamiento

Audioblog El Shabbat es definido en la semana de la creación, al comienzo del libro de Génesis. Cuando una persona comienza a profundizar en el

Leer más »
Estudio Bíblico
Steven Solís

Shabbat, El Día de Reposo

Estudio basado en el programa de Un Rudo Despertar Radio: Shabat, el Día de Reposo, que puede escuchar haciendo click aquí. ¿Qué es el Shabat?

Leer más »

Cantidades limitadas.

Para ordenar, haz clic en la foto y aprovecha el descuento.

Add a Comment

You must be logged in to post a comment