Shabbat

SHABAT - El dia de reposo

La palabra reposó, mencionada en Génesis 2:2 tiene la raíz de la palabra hebrea Shabat que es la acción de reposar.

Yehováh santificó,  es decir, separó el día séptimo luego de terminar su obra de la Creación. Es evidente, entonces, que el Shabat existía desde antes de que la Torá fuera entregada en el monte Sinai.

Shabbat

El Shabat actual

Shabbat

Desde que el Shabat le fue entregado a Israel, el pueblo ha sido encargado de guardarlo. Era algo muy sencillo de hacer, porque solo consistía en contar seis días de trabajo y descansar el séptimo.

Cuando ha habido cambios en los calendarios, estos han sucedido en las fechas, mas no en los días de la semana. Por ejemplo, cuando se llevó a cabo el cambio del calendario juliano al gregoriano en 1582, el jueves 4 de octubre fue seguido del viernes 15 de octubre. Desaparecieron 10 días, pero no se cambió el orden de los días de la semana.

Desde la venida de Yeshúa, quien fue un celoso observante del Shabat, sabemos con certeza que los días de la semana no han sido cambiados porque el registro del tiempo ha sido muy exacto.

Definiendo el tiempo del Shabat

El Shabat es como una cúpula de tiempo a la cual entramos el viernes a la caída del sol y salimos de él al crepúsculo del sábado.

Es importante entonces definir esos momentos. Si bien la Torá no nos dice que estamos obligados a realizar un ritual como: prender velas o partir pan y vino, o pronunciar determinadas oraciones etc., es conveniente por nuestra propia conciencia, “marcar” de alguna manera que estamos iniciando y terminando el Shabat.

Le invitamos a buscar la dirección de Yehováh al respecto; sienta la libertad de ser creativo y disfrute la bendición del Shabat.

Shabbat

Cómo celebrarlo

Shabbat

La Torá nos provee instrucciones amplias que dejan espacio para la infinita variedad de situaciones que se pueden presentar a los hijos de Yehováh. Por eso el mandamiento no negociable es: suspender la actividad que comúnmente llevamos a cabo durante los otros días de la semana. Para unos será trabajo, para otros será estudio, para otros diversas actividades que forman parte de una rutina.

El Shabat es un tiempo para disfrutar con nuestro Padre, lo cual podemos hacer yendo sin afanes a Su Palabra; es entonces cuando tenemos la libertad de investigar, de reflexionar, de hallar enseñanzas y de compartirlas con nuestra familia.

El Shabat también es un tiempo para celebrar la Creación de Yehováh, cosa que posible hacer poniéndonos en contacto con la naturaleza, ya sea caminando por un bosque o por un parque. La contemplación de Sus obras, detona en nuestros corazones admiración por Su grandeza y sabiduría, tal y como lo expresan muchos de los Salmos.

El Shabat - el dia de reposo Rpograma Radial

Comparte esto: