Pésaj

¿Qué es el Pésaj?

Pésaj, palabra cuyo significado esencial es: “pasar por alto”, es más conocida por su nombre en español: Pascua. Pesaj es la celebración que conmemora la última plaga que vino sobre los Egipcios, gracias a la cual finalmente sucedió la liberación de la esclavitud del pueblo de Israel y su partida de Egipto.

La noche de aquél primer Pesaj, murieron los primogénitos de aquellos hogares que no marcaron las jambas y el dintel de sus puertas con la sangre del cordero conforme a las instrucciones provistas por Yehováh en Éxodo 12. Sin embargo, las casas de quienes obedecieron la instrucción, fueron pasadas por alto y allí no murió ningún primogénito. A partir de allí, una conmemoración anual por haber sido “pasados por alto”, fue instituida por el Todopoderoso:

“Guardaréis esta palabra como estatuto para ti y para tus hijos por siempre. Y cuando entréis en la tierra que Yehováh os dará, como ha hablado, guardaréis este rito. Y cuando os pregunten vuestros hijos: ¿Qué significa este ritual para vosotros? Vosotros responderéis: Sacrificio de Pascua es para Yehováh, el cual pasó por alto las casas de los hijos de Israel en Egipto cuando mandó una plaga sobre los egipcios, y libró nuestras casas.”
Éxodo 12:24-27

Pésaj

¿Se cumplió pesaj Proféticamente?

Pésaj

Sí, el Pésaj fue cumplido. El décimo día del primer mes, el mismo día en que el cordero pascual era seleccionado, Yeshúa entró Jerusalén montando sobre un pollino de asna. Este era el anuncio de que Yeshúa es El Cordero de Pésaj. Mientras toda la gente estaba seleccionando sus corderos pascuales, el Todopoderoso orquestó esta declaración de El Cordero Pascual.

Unos días más tarde, después de su cena con los discípulos, que sucedió en un día antes de que el cordero de Pésaj fuese sacrificado, Yeshúa fue arrestado. Durante todo el siguiente día, mientras la gente se preparaba para su cena de Pesaj esa noche, él fue cuestionado, golpeado, burlado, ridiculizado, y  oficialmente declarado sin falta (Juan 19:6). Tal como el cordero de Pésaj debía ser sin defecto (Éxodo 12:5), así fue El Cordero, el Mesías, sin falta. Finalmente, la gente pidió la crucifixión de Yeshúa.

Mientras los corderos de Pésaj estaban siendo sacrificados, la tierra se oscureció. Yeshúa recitó el Salmo 22, y luego, mientras el cordero final estaba siendo sacrificado en el Templo, el gritó “¡CONSUMADO ES!,” inclinó su cabeza, y entregó su espíritu, pagando nuestra deuda. Por años, el sacrificio de corderos anunció la imagen de una sustitución por el precio que nosotros debíamos por haber transgredido el pacto de sangre con el Todopoderoso. Finalmente, el Mesías vino como LA sustitución, nos redimió, y renovó el pacto.

celebración de pesaj en el presente

Quizás haya escuchado a alguien decir que no podemos realmente observar el Pésaj porque no hay Templo en Jerusalén. Eso es cierto por cuanto la Torá demanda que tal celebración debe ser hecha en Jerusalén, sacrificando el cordero en el Templo; por lo cual al carecer de Templo, ni siquiera quienes viven allí la pueden observar.

Pero lo que sí podemos hacer, es conmemorar el evento, haciendo lo mejor que está a nuestro alcance. Entonces, es lícito reunirnos con familiares o amigos para tener una cena especial que incluya aquellos elementos mencionados en Exodo 12, mientras contamos la historia que sucedió aquella noche y respondemos las preguntas que surjan al respecto. De esa manera estaremos obedeciendo las instrucciones que para tal efecto nos da la Escritura.

Pésaj

MATZOT - PANES SIN LEVADURA

Pésaj

Conforme se termina la cena de Pesaj, comienza la Fiesta de Matzot o Panes sin Levadura. La Torá nos instruye a consumir pan sin levadura durante los siete días siguientes, para hacer memoria de que nuestros padres, tuvieron que salir de prisa, sin dar tiempo para que el pan leudara (efecto causado por la levadura).

Tanto el primero como el séptimo día de la Fiesta, son considerados Shabat solemnes (no importa el día de la semana en que caigan), durante los cuales se suspende el trabajo, aunque en esos días, a diferencia del Shabat semanal, sí se pueden preparar alimentos.

Notemos que la Torá nos ordena comer matzá – pan sin levadura. No se trata solamente de abstenerse de consumir el pan normal, sino que necesitamos tener la experiencia de comer el pan sin levadura, el cual puede no ser tan agradable al paladar, porque se trata de recordar no solo la prisa con la que salió el pueblo de Egipto, sino de “saborear” el pan simple y desabrido que tuvieron que consumir durante los días de su huída.

¿QUÉ SIGNIFICA?

Los eventos del primer Pésaj fueron una sombra profética del sacrificio del Mesías – el día en que la sangre de “EL CORDERO” nos habría de redimir del pecado.

Así como el cordero tenía que ser tomado desde el día 10 del primer mes, para ser examinado que no tuviera defecto alguno, Yeshúa hizo su entrada triunfal Jerusalem en ese día y pasó los cuatro días siguientes siendo “examinado” por los diferentes grupos religiosos, sin que hubiesen encontrado algo de qué culparlo.

Posteriormente fue juzgado y condenado, entregando su vida para proveernos liberación del pecado y de la esclavitud del mundo (Egipto).

Pésaj

PESAJ Program Radial