Pésaj

¿Qué es el Pésaj?

El Pésaj original fue la noche de la décima plaga cuando los Israelitas estaban esclavizados en Egipto. Todos los primogénitos en cada hogar que no estaban “consagrados” por la sangre del cordero en las jambas de la puerta de sus casas murieron (Éxodo 12). Una conmemoración anual por haber sido “pasados” fue instituida por el Todopoderoso: “Y guardaréis esto por estatuto para vosotros y para vuestros hijos para siempre. Y será, cuando habréis entrado en la tierra que Yehová os dará, como tiene hablado, que guardaréis este rito. Y cuando os dijeren vuestros hijos: ¿Qué rito es este vuestro? Vosotros responderéis: Es el sacrificio de la Pascua de Yehová, el cual pasó las casas de los hijos de Israel en Egipto, cuando hirió á los Egipcios, y libró nuestras casas.” Éxodo 12:24-27 Puede que hayas escuchado a alguien decir que no podemos realmente observar el Pésaj porque no hay Templo en Jerusalén. Eso es cierto… pero no quiere decir que no lo podamos “celebrar”!

pesaj 1

¿FUE EL PÉSAJ CUMPLIDO?

pesaj 2

Sí, el Pésaj fue cumplido. El décimo día del primer mes, el mismo día en que el cordero pascual era seleccionado, Yeshúa entró Jerusalén montando sobre un burro. Esta es la anunciación de que Yeshúa es el Cordero de Pésaj. Mientras toda la gente estaba seleccionando sus corderos pascuales, el Todopoderoso orquestró esta declaración de EL Cordero Pascual. Unos días más tarde, después de su comida con los discípulos, que sucedió en la tarde antes de que el cordero de Pésaj fuese sacrificado, Yeshúa fue arrestado. Durante todo el siguiente día, mientras la gente se preparaba para su cena esa noche, él fue cuestionado, golpeado, burlado, ridiculizado, pero oficialmente declarado sin falta (Juan 19:6). Tal como el cordero de Pésaj debía ser sin defecto (Éxodo 12:5), así fue EL Cordero, el Mesías, sin falta. Finalmente, la gente pidió la crucificción de Yeshúa. Mientras los corderos de Pésaj estaban siendo sacrificados, la tierra se oscureció. Yeshúa recitó el Salmo 22, y luego, mientras el cordero final estaba siendo sacrificado en el Templo, el gritó “¡CONSUMADO ES!,” inclinó su cabeza, y entregó su espíritu, pagando nuestra deuda. Por años, el sacrificio de corderos demostró la imagen de una sustitución por el precio que nosotros debíamos por haber transgredido el pacto de sangre con el Todopoderoso. Finalmente, el Mesías vino como LA sustitución, nos redimió, y renovó el pacto.

¿QUÉ SIGNIFICA?

Los eventos de Pésaj sirvieron como una profecía para el sacrificio del Mesías – el día en que la sangre de “EL” cordero nos redimió del pecado. Pésaj es la celebración última de nuestra liberación del pecado (Egipto) a través del sacrificio y resurrección del Mesías Yeshúa!